miércoles, 27 de mayo de 2015

Feliz Cumple Santa Madre Rossello!

A mi Santa predilecta, en la Fiesta de su Nacimiento. en Albisola Marina, 
(Savona - Italia) 
Hace ya 204 años. 
¡Santa Madre Rossello, bendice desde el cielo, a todos los que trabajan en y para la Misericordia! Gracias por acompañar mis pasos y los de muchos que viven tu carisma. Gracias por hacer de mi tu lápiz y de otros que como tú han amado con un corazón grande.
 ¡Feliz Cumple Madre Rossello!





A pocos kilometros de Savona, sobre una ligera elevación de la costa, surge le pueblo de Albisola Marina. Cuenta aproximadamente con dos mil habitantes, en su casi totalidad dedicados a la alfarería de de vajilla y mayólicas, para la cual se presta especialmente la naturaleza del suelo. Estos productos son llevados para la venta a diversas partes de Italia y al extranjero.

En los comienzos del siglo XIX encontramos entre los alfareros albisolenses a Bartolomé Rossello, hombre de recta conciencia, trabajador asiduo, que gozó en los primeros tiempos discreto bienestar; después habiéndole ido mal en los negocios y aumentado la familia, se agotaron sus recursos, pero gracias a su esforzado trabajo y a una inteligente economía, encontró los medios de vida para si y para los suyos.

Habitaba una casa que no era ni señoril ni misera, situada al lado occidental del pueblo. Construcción severa de tres pisos, cuya altura descollaba entre las demás y permitía gozar de la encantadora vista del mar.

En la planta baja, destinada a la industria, estaba el taller donde fabricaba la vajilla, el horno que servia para cocerla y el deposito que usaban para conservarla.

Este era el pequeño reino de Bartolomé Rossello. A su lado, la esposa fiel, María Dedone, mujer de animo viril y de gran corazón, cuya vida es una tácita e ininterrumpida inmolación del deber, le ayuda en las pequeñas obligaciones de su ejercicio; y todos los sábados, llenando una cesta con las nuevas y sonoras vajillas, se le coloca sobre la cabeza para llevarlas a los clientes de Savona. Durante el camino, de más de una hora, descansa de trecho en trecho, y ... va rezando el Rosario.

Si con esta continua actividad, los dos cónyuges lograban proveer de pan a su numerosa familia, mejor sabían alimentarla espiritualmente mediante una sana educación y cristianos ejemplos. Era una verdadera familia patriarcal, donde imperaba la oración y las practicas piadosas. En los días festivos cesaba todo el trabajo; la familia completa asistía a las funciones parroquiales y al anochecer, el padre solía preguntar a sus hijos acerca de lo aprendido del Evangelio y Catecismo. Todos los días, después del toque de oración, se reunían para el rezo del Rosario.

Bartolomé Rossello y María Dedone tuvieron nueve hijos. Dos murieron en tierna edad. La cuarta entre los hijos y primera de las cuatro hermanas, fue nuestra SANTA.


Nació el 27 de mayo de 1811. El mismo día de su nacimiento fue bautizada, porque la piadosa madre no quería demorar en hacer cristianos a sus hijos. Le fueron impuestos los nombres de JERÓNIMA BENITA, pero su para familia era simplemente Benita, porque para los padres les sonaba a bendición.
¿Habrá sido esto, presagio de que la niña sería una bendición para ellos, para la Iglesia, para la Patria y para todo el mundo?

Vida y Virtudes de Santa Maria Josefa Rossello, Monseñor Luis Traverso. 1959

1 comentario:

  1. Hola. felicidades a esta Santa. Bonita historia. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar