jueves, 5 de mayo de 2016

Madre Tres Veces Admirable de Shoenstatt

Este nombre que se le da a la Sma. Virgen se remonta a fines del siglo XVI. En aquel tiempo surgió en Ingolstadt (Alemania) una Congregación Mariana de jóvenes que, a través de su aspiración a la santidad, logró en gran medida preservar la fe católica en el sur de aquel país, frente a la influencia del protestantismo. La imagen venerada por los congregantes llevaba el título de “Madre tres veces admirable”, que proviene de las letanías a la Santísima Virgen, “Madre Admirable”.

En 1914, el Padre Kentenich funda la obra de Schoenstatt que tiene su origen en una Congregación Mariana. Los jóvenes de Schoenstatt quisieron asumir la misión que siglos atrás había conquistado a los jóvenes de Ingolstadt y con ella, el título que le daban a la Sma. Virgen.

Posteriormente, el Padre Kentenich nos interpreta este nombre en la TRIPLE MATERNIDAD DE MARÍA, como Madre de Dios, Madre del Redentor y Madre de los Redimidos.

La imagen de la Mater que hoy conocemos que está en el Santuario, llegó a manos de la Congregación Mariana en Schoenstatt en el año 1915. Su origen es italiano y su pintor es Crossio. Desde ese momento ha permanecido para siempre en el Santuario y es la imagen que porta las gracias del Santuario. El título completo de nuestra Mater es:

“Madre, Reina y Victoriosa tres veces admirable de Schoenstatt”.

Oraciones

Por todo: Madre, te agradezco de corazón, y quiero atarme a ti con íntimo amor. ¿Qué hubiese sido de nosotros sin ti, sin tu cuidado solícito y maternal?


Gracias, porque nos salvaste en grandes dificultades, y porque con amor fiel nos encadenaste a ti. 
Te agradezco, y quiero agradecerte eternamente y consagrarme a ti sin reservas. Amén.


Madre tres veces Admirable
Enséñanos a combatir como luchadores tuyos,
Y , que a pesar de la multitud de poderosos enemigos,
en nuevos confines los pueblos se pongan a tu servicio,
para que el mundo por ti renovado glorifique a tu Hijo Jesús. Amén
Madre con tu Hijo Divino
desciendo a los caminos de nuestra patria,
para que siguiendo vuestras huellas; encuentre la paz verdadera y estable.
Patria, sólo tendrás salvación,
si en amor, te unes
a María y a su Hijo. Amén.

"Madre tres veces Admirable, déjame ser en todo tu instrumento". PJK





1 comentario:

  1. Muchas gracias por estas hermosas imágenes Att: HGA-Juventud Femenina de Schoenstatt Guayaquil-Ecuador

    ResponderEliminar