sábado, 31 de diciembre de 2016

Oración de abandono del Beato Charles de Foucauld


Padre mío,
me abandono a Ti.
Haz de mí lo que quieras.
Lo que hagas de mí te lo agradezco,
estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo.
Con tal que Tu voluntad se haga en mí
y en todas tus criaturas,
no deseo nada más, Dios mío.
Pongo mi vida en Tus manos.
Te la doy, Dios mío,
con todo el amor de mi corazón,
porque te amo,
y porque para mí amarte es darme,
entregarme en Tus manos sin medida,
con infinita confianza,
porque Tu eres mi Padre.



Beato Charles de Foucauld



San Pompilio María Pirrotti

Nació en Montecalvo Irpino, Italia, el 29 de septiembre de 1710. En el seno de una familia de la alta sociedad. Era hijo del noble Girolamo Pirotti y Orsola Bozzuti.

El 30 de septiembre, fue bautizado en la Iglesia Colegiata de la Asunción de Montecalvo Irpino (Avellino, Diocesis de Benevento), y se le dio el nombre de Domenico Michele Giovan Battista.

A los dieciocho años ingresó en la Orden de las Escuelas Pías (Escolapios), fundada por San José de Calasanz en 1617, tomó el nombre de Pompilio Maria, en memoria de su hermano muerto en el seminario. 


Desde Nápoles fue enviado a Chieti para continuar sus estudios en filosofía, pero cayó enfermo y a la esperanza que el cambio de clima lo beneficiaría, fue trasladado a Melfi (Potenza), donde continuó sus estudios con éxito sagrado y profano. En 1733, con la reputación de un teólogo y aún no de sacerdote, fue a Turi (Bari), dando inicio a la enseñanza de las letras y de educador de la juventud. Regresó al Reino de Nápoles, fue asignado a la Casa de los Escolapios en Campi Salentino (Lecce), como Maestro Superior y de novicios. Durante la hambruna distribuy "fettoline de pan" para los pobres. Propagador de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús (él escribió la primera novena en Italia), la Eucaristía y la Virgen María, a quien llamó "Madre hermosa" difundió la práctica del Viacrucis. También se le llama el "mártir del confesionario". 

Maestro, sacerdote, predicador popular y de ejercicios espirituales, no siempre fue entendido por los superiores y la autoridad, se dirigió a las diversas regiones de Italia, producciendo de una amplia colección de cartas de dirección espiritual y confidencial.

Pompilio María  murió el 15 de julio 1766 en el municipio de Salento. Fue canonizado en 1934 por SS Pío XI.

San Ezequiel Moreno

Nace en Alfaro (La Rioja-España) el 9-IV-1848. En 1865 profesa en la Orden de Agustinos Recoletos en Monteagudo (Navarra). Ordenado sacerdote en 1871 en Manila, trabaja durante 15 años como misionero en Filipinas. Prior de Monteagudo en 1885, en 1888 parte para Colombia donde restaura la Orden de Agustinos Recoletos y reactiva sus antiguas misiones. Nombrado Vicario Apostólico de Casanare (1893) y Obispo de Pasto (1895), fue modelo de pastores por su fidelidad a la Iglesia y por su celo apostólico. En 1906 vuelve enfermo a España y muere a consecuencia de un cáncer el 19 de agosto del mismo año en el convento de Monteagudo. Se atribuyen a su intercesión innumerables curaciones, sobre todo de cáncer. Beatificado el 1-XI-1975 y canonizado el 11-X-1992 en Santo Domingo con ocasión del V Centenario de la Evangelización de América.


ORACION

Te damos gracias, Padre y Señor nuestro, porque has querido darnos en S. Ezequiel Moreno un acabado modelo de fidelidad al Evangelio, un perfecto y ardiente operario de su viña y un Pastor según el Corazón de tu Hijo. Te pedimos, por su intercesión, nos concedas vivir con alegría nuestro testimonio cristiano e imitar, sobre todo, su ardiente amor a Ti y su plena disponibilidad al servicio de la Iglesia y de los hombres. Amén.

viernes, 30 de diciembre de 2016

San Pío X

José Sarto, después Pío X, nació en Riese, poblado cerca de Venecia, Italia en 1835 en el seno de una familia humilde siendo el segundo de diez hijos.

Todavía siendo niño perdió a su padre por lo que pensó dejar de estudiar para ayudar a su madre en los gastos de manutención de la familia, sin embargo ésta se lo impidió y pudo continuar sus estudios en el seminario gracias a una beca que le consiguió un sacerdote amigo de la familia.

Una vez ordenado fue vicepárroco, párroco, canónigo, obispo de Mantua y Cardenal de Venecia, puestos donde duró en cada uno de ellos nueve años. Bromeando platicaba que solamente le faltaban nueve años de Papa.

Muchas son las anécdotas de este santo que reflejan tanto su santidad como su lucha por superar sus defectos, entre ellas destacan tres:

Siendo Cardenal de Venecia se encontró con un anciano al que la policía le había quitado el burro que tenía para trabajar; al enterarse el Cardenal se ofreció a pagar la multa que le cobraban y a acompañarlo a recoger el burro porque exigían al anciano que lo respaldara una persona de confianza. Ante la negativa del anciano para que lo acompañara el Cardenal afirmó que si una obra buena no costaba no merecía gran recompensa

Cuando era un sacerdote joven, José Sarto, estando con su hermana se quejó de dolor de muelas lo que provocó que ella lo criticara y lo tachara de quejoso y flojo respondiéndole con una bofetada. Sintiéndose avergonzado se disculpó por ser tan violento, defecto que fue corrigiendo. Asimismo, una vez de visita en el Colegio de San Juan Bosco fue invitado a almorzar en la pobreza de ese colegio, donde al salir buscó un mejor lugar para comer, aunque después se volvió más y más sacrificado.

En 1903 al morir León XIII fue convocado a Roma para elegir al nuevo Pontífice. En Roma no era candidato para algunos por no hablar francés y él mismo se consideraba indigno de tal nombramiento.

Durante la elección los Cardenales se inclinaron en principio y por mayoría por el Cardenal Rampolla, sin embargo el Cardenal de Checoslovaquia anunció que el Emperador de Austria no aceptaba al Cardenal Rampolla como Papa y tenía el derecho de veto en la elección papal, por lo que el Cardenal Rampolla retiró su nombre del nombramiento. Reanudada la votación los Cardenales se inclinaron por el Cardenal Sarto quien suplicó que no lo eligieran hasta que una noche una comisión de Cardenales lo visitó para hacerle ver que no aceptar el nombramiento era no aceptar la voluntad de Dios. Aceptó pues convencido de que si Dios da un cargo, da las gracias necesarias para llevarlo a cabo. 

Escogió el nombre de Pío inspirado en que los Papas que eligieron ese nombre habían sufrido por defender la religión.

Tres eran sus más grandes características: La pobreza: fue un Papa pobre que nunca fue servido más que por dos de sus hermanas para las que tuvo que solicitar una pensión para que no se quedaran en la miseria a la hora de la muerte de Pío X; la humildad: Pío X siempre se sintió indigno del cargo de Papa e incluso no permitía lujos excesivos en sus recámaras y sus hermanas que lo atendían no gozaban de privilegio alguno en el Vaticano; la bondad: Nunca fue difícil tratar con Pío X pues siempre estaba de buen genio y dispuesto a mostrarse como padre bondadoso con quien necesitara de él.

Una vez que fue elegido Papa decretó que ningún gobernante podía vetar a Cardenal alguno para Sumo Pontífice.

Dentro de sus obras destaca el combate contra dos herejías en boga en esa época: Modernismo, la cual la combatió en un documento llamado Pascendi estableciendo que los dogmas son inmutables y la Iglesia si tiene autoridad para dar normas de moral; la otra herejía que combatió fue la del Jansenismo que propagaba que la Primera Comunión se debía retrasar lo más posible; en contraposición Pío X decretó la autorización para que los niños pudieran recibir la comunión desde el momento en que entendía quien está en la Santa Hostia Consagrada. Este decreto le valió ser llamado el Papa de la Eucaristía.

Fundó el Instituto Bíblico para perfeccionar las traducciones de la Biblia y nombró una comisión encargada de ordenar y actualizar el Derecho Canónico. Promovió el estudio del Catecismo.

Murió el 21 de agosto de 1914 después de once años de pontificado. Fue beatificado 1951 y Canonizado en 1954. 

Beatos Mártires Asuncionistas de Bulgaria

El 23 de abril de 2002, el Papa Juan Pablo II declaró a tres hermanos Asuncionistas como “Mártires de la Fe”: Kamen Vitchev, Pavel Djidjiov y Josaphat Chichkov. Fueron beatificados por el mismo Santo Padre el domingo 26 de mayo de ese mismo año, en la Plaza Mayor de la ciudad de Plovdiv, Bulgaria.

El Padre Kamen Vitchev (nacido en 1893), tal vez el más conocido de los tres, fue profesor, un erudito y un líder. Cuando lo arrestaron en diciembre de 1951, era Vicario Provincial de los Asuncionistas de Bulgaria. Había sido profesor en el Seminario Asuncionista de Estambul (Turquía) y durante mucho más tiempo, en el Colegio de San Agustín de Plovdiv. Era muy conocido en Bulgaria como experto profesor, predicador de la fe y muy activo en toda relación ecuménica entre las Iglesias. Escribía regularmente en la revista asuncionista de estudios teológicos orientales “Ecos de Oriente” y fomentaba las buenas relaciones con el Clero Ortodoxo de Plovdiv, al que acogía frecuentemente la comunidad. Sus artículos versaban sobre temas especializados en Derecho Canónico Ortodoxo y también sobre acontecimientos destacables en las Iglesias Católica y Ortodoxa, o eran reflexiones sobre la vida del cristiano en el mundo. Es indudable que la difusión de su pensamiento sobre el valor de la visión cristiana de la vida, frente a la que tenían las doctrinas ateas y materialistas dominantes, no le granjeó el aprecio del régimen. Se hizo “culpable” de ser un distinguido intelectual y educador y un apasionado de la causa de unidad entre la Iglesia Oriental y la Iglesia Latina. Él mismo había sido ordenado sacerdote en el rito Bizantino.

El Padre Pavel Djidjiov era el más joven de los tres (nacido en 1919). Buen atleta, hombre práctico, con estudios de Economía, se le confió la gestión financiera de la misión asuncionista de Bulgaria, pero volcó lo mejor de sus energías en la educación de la juventud. Durante sus años de profesor en la Escuela Asuncionista de Varna, en el Mar Negro, se hizo notar por su postura nada ambigua respecto del Partico en Bulgaria. Se hizo “culpable” de defender la libertad religiosa frente a un régimen totalitario. Era muy querido por sus alumnos y firme en su lealtad hacia la Iglesia.

El Padre Josaphat Chichkov, el de más edad de los tres (nacido en 1884), fue durante mucho tiempo profesor y educador de jóvenes aspirantes al sacerdocio. Era un hombre sencillos, especialmente eficaz con sus alumnos que tenían dificultades, y un tecnófilo, que para su ministerio echaba mano de las herramientas “modernas” apenas se inventaban (máquinas de escribir de caracteres cirílicos, cámaras de cine y gramófonos). Acusado de espiar a favor del Vaticano y de las potencias occidentales, fue en realidad “culpable” de ser un buen educador y muy popular, y de ser un pastor afectuoso.

Los tres fueron fusilados por un piquete de ejecución en la prisión central de Sofia, Bulgaria, la noche del 11 al 12 de noviembre de 1952. Habían dedicado generosamente su vida al servicio de su pueblo y a la causa del Reino de Dios. El Padre Pavel escribió, sólo unas semanas antes de ser arrestado: “Un sacerdote diocesano ha sido condenado a muerte, otro a veinte años de cárcel, otros dos van a ser juzgados pronto. Estamos esperando nuestro turno… ¡Que se haga la voluntad de Dios!”. La Fiesta de los Tres Mártires es el 13 de Noviembre.

Venerable Manuel D´Alzon

Nace el 30 de agosto de 1810, en Le Vigan (Gard, sur de Francia). Sus padres son Henri Daudé D'Alzon y Jeanne-Clémence de Faventine, familia aristocrática. El día 2 septiembre del mismo año es bautizado con el nombre de Manuel José María Mauricio. El Padre D'Alzon celebraba con gran esmero y recogimiento el día de su bautismo porque, decía, “era el día de su verdadero nacimiento”.


Ordenado sacerdote a la temprana edad de 24 años, desde muy joven se entrega a Cristo y a la Iglesia para servir a la causa de Dios y hacer llegar su Reino. Su vida entera fue de una actividad sin límites.


Fue Vicario General de la Diócesis de Nîmes, un predicador y confesor, y sin embargo, encontró tiempo para pasar horas en la oración y escribir miles de cartas y artículos sobre una amplia variedad de temas que afectan a la Iglesia de su tiempo. Se unió a cada batalla entre Dios y la Iglesia. Como director de la escuela que él fundó en 1844 (Collège de l'Assomption en Nîmes), luchó por la libertad académica y todavía encontraba tiempo para formar a sus discípulos en el espíritu de la Asunción.


Misionero incansable, torrente de iniciativas que madura con otros que se sintieron atraídos por su fe y el dinamismo. Desinteresado y enérgico, a la vanguardia de todos los proyectos destinados a los fines de Dios. Espíritu vigilante, detecta las necesidades y encuentra las respuestas inéditas apropiadas. Amplió su campo de acción desde el sur de Francia a todo el país galo, y de Francia a Europa y más allá. "Venga tu Reino" era su lema y su pasión, sello que le dio a su joven congregación, los Agustinos de la Asunción, que fundó en la Navidad de 1850. Su obsesión fue ver a Jesús amado por cada hombre y mujer.


Como hombre de su tiempo, muy distinto del nuestro, arremete con vigor contra los adversarios de Dios. Su combate permanente fue la defensa de los derechos de Dios pisoteados por un Estado que alardeaba de laico. Este celo se enciende en un fuego interior: Manuel D'Alzon está como fascinado por el amor de Dios. El ultraje a su majestad y a la bondad divinas le resulta insoportable. Desbordante de ternura para con Jesús y María, contempla una y otra vez su vida concreta para entrar en sus actitudes e imitar sus virtudes. Este apego se irá fortaleciendo y purificando con los años y con los padecimientos de toda clase. Manuel D'Alzon se dejó cautivar cada vez más por Jesucristo, entregándose a Él para darlo a los demás.


Su dedicación total a la Iglesia le ayudó a comprender sus misterios más profundos. Sus divisiones le duelen profundamente. La unidad de la Iglesia fue su bandera de lucha. En consecuencia, se mantuvo siempre fiel al Papa, el símbolo de esa unidad. La actitud del Padre D'Alzon, el “San Pablo del siglo XIX” como alguien le llamó en su país, se debió a su amor a la Iglesia, la “Esposa de Cristo”.


Entregó este sentido de la Iglesia a su Congregación, cuya piedra angular es Cristo, y el objetivo y el lema son la extensión del Reino de Dios. En esta misión, los Agustinos de la Asunción han recurrido a todo el arsenal de la fe: la educación, la predicación, publicaciones, investigaciones, obras de caridad y misiones en el extranjero. En 1862, decide luchar por traer de vuelta al redil a los disidentes de la Europa del Este. En 1865 funda las Oblatas de la Asunción. En 1871 crea el primer seminario menor para hijos de pobres. Al año siguiente funda la Asociación Notre-Dame de Salut. Durante los últimos años de su vida luchó además por el reencantamiento de la clase trabajadora urbana que se estaba apartando de la Iglesia. Muere el 21 de noviembre de 1880. En 1991 es proclamado “venerable” por el Papa Juan Pablo II.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Evangelio Criollo

Nacimiento de Jesús

LLegó así el tiempo sagrado
en que Dios debía venir;
el rey pa saber su influir
mandó empadronarse a todos,
y ansí a Belén, de este modo,
José y María se han dir.

LLegaron a la ciudá
con los últimos destellos;
pa tomar algún resuello
golpiaron puertas y hogares,
pero en todos los lugares
no tenían lugar pa ellos.

Y sus hermanos, los hombres,
le negaron sus umbrales;
Él vino a curar sus males
y tuvo, como un mendigo,
que limosniar un abrigo
a una cueva de animales.

Y llegó el tiempo de Dios
pa salú de los mortales;
como un pimpollo que sale
floreció el Divino Niño,
y la Virgen con cariño
lo envolvió con los pañales.

https://gauchoguacho.blogspot.cl/2010/01/evangelio-criollo-feliz-navidad-pa.html

sábado, 24 de diciembre de 2016

Oración al Niño Dios

Niño Dios, tú que llegaste al mundo para salvar, te pido la paz.

Tú Niño Jesús, que has venido a iluminar mi oscuridad, haz que comprenda y conozca que eres Dios. Tan pequeño y tan infinito. Tan humilde y tan poderoso. Tan desconcertante y tan adecuado para hacerme crecer en el Amor.

Tú Señor que eres la Paz sana mi corazón de las heridas que me han provocado desasosiegos, resentimientos, rencores, odios, miedos y perversidades. Lléname de tu paz y convierte mi corazón de piedra en un corazón de carne. Realmente que experimente un nuevo nacimiento en la misericordia de Dios Padre.

Deseo ser un mensajero de paz, un heraldo de tu Palabra Señor. Encárnate en mi Jesús. Tus Palabras salgan de mi boca como saetas de amor capaces de sembrar nueva vida en aquellos corazones, tristes y desangrados. Padre Santo quiero ser luz del mundo para que todos crean que Tú enviaste a Cristo para salvarnos.

Quiero interpretar una sinfonía de comunión con todas las personas del mundo a quienes amas de manera única como a mi. Te pido especialmente por las que me han dañado alguna vez y por aquellas a quienes yo he podido herir. Tu gracia de perdón venga a nosotros para dejar inmaculado nuestro ser.

Niño Dios, tú que naciste en un pesebre, te pido que no haya más miserias en el mundo.

Da pan a los que tienen hambre. Líbrame de toda esclavitud. Transfórmame en columna de verdad anclada en tu Palabra de Vida. Tus Palabras son verdad. Capacítame para no sucumbir ante ninguna injusticia y pese a no juzgar nada, ni tan siquiera a mi mismo, sepa ponerlo todo en tus manos, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Infúndeme Señor sabiduría para que yo no cometa actos miserables que puedan dañar a otros y a mi mismo. La libertad de los hijos de Dios presida cada segundo de mi vida para poder liberar a los cautivos, maltratados, ignorados y despreciados. Que pueda cortar en tu Nombre Señor Jesús toda cadena de mal porque me alimento y vivo de tu Palabra y de tu vida.

Niño Dios, tú que naciste de una madre virgen, te pido pureza en este mundo.

Limpia mi corazón, mi mente, todo mi ser. Cuéntame entre los bienaventurados porque me haces limpio, manso y humilde de corazón, a tu imagen y semejanza.

Que mi boca no pronuncie palabras vanas, mi mente no elabore tramas y juicios y mi corazón no se incline por las opciones atractivas del mundo.

Enséñame Señor a actuar como tu lo haces. Debo aprender de ti porque anhelo vivir siempre lleno de tu luz y amor.

Niño Dios, tú que eres salvador, sálvame de los desastres que provoca la naturaleza y de aquellos que yo mismo puedo suscitar aun sin tener conciencia de lo que hago.

Niño Dios, tú que nos diste la vida para vivirla, que la vivamos de acuerdo a tu gloriosa vida.

Oración de Navidad

"Madre... ¡Regálanos a tu Niño! Esta vez no tomes por cunita un establo frío y sin lumbre; toma nuestros corazones que se han preparado anhelando la venida de tu Niño, sean nuestros corazones esa cunita para Él.

Madre, regálanos hoy, a todos tu Niño. Te prometemos que en cada corazón encontrará un lugar cálido. Te prometemos esto, y también que queremos amarlo y recibirlo como tú lo haces. Tu te arrodillas ante tu Niño, en adoración; también nosotros estamos arrodillados ante Él. Adorándolo en nuestro corazón. Tú le consagras todos los afectos, toda tu ternura, le regalas tu amor, le regalas tu espíritu de sacrifico, tu abnegación.

También nosotros queremos entregarte hoy todas esas virtudes, todos esos afectos y queremos abandonar en el corazón de este Niño pequeño, nuestros sufrimientos y nuestras culpas. Ya no estamos solos en el futuro. No somos nosotros los que llevamos, es Él quien nos lleva a nosotros. ¡Si pudiéramos ser tan niños como el Niño de María! ¡Si pudiéramos conversar con Él con esa espontaneidad, sencillez y alegría de niño simple...!"

Madre junto a tu Niño, regálanos hoy un profundo e íntimo amor a Él. Bendice a todos, a cada Rama y cada hijo de la Familia. Bendice a toda nuestra familia, para que nuestro pequeño Santuario se asemeje fielmente al pesebre de Belén, para que los representantes de los pueblos y naciones peregrinen a este Belén y para que salga del un torrente de bendiciones hacia el mundo, conduciéndolo de regreso al Padre, de regreso a Dios, al pequeño Rey del Pesebre... Amén

Escrita por el Padre Kentenich en 1928

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Nacimiento a la chilena

... Miren al Niñito, sonriéndose está. Mostrando cariño, a su cristiandad...
En el campo chileno, existe una hermosa tradición, los campesinos cantan con sus guitarras, poemas en décimas, para adorar al Niño Dios.

Décimas por el nacimiento
Victor Jara

El niño Jesús nació
en el portal de Belén,
la estrella de sumo bien
a los Magos le' alumbró.
El mundo resplandeció
con pitos y panderetas,
bajaron siete cometas
a ver este nacimiento,
los altos del firmamento
que abrieron para la fiesta.






Los fieles del Redentor
acuden muy presurosos
a presenciar el hermoso
regalo del gran Señor.
Adiós a nuestro dolor,
válganos la penitencia,
hagamos la reverencia
en este humilde portal
porque envuelto en un pañal
vino Dios a la existencia.


Gloriosa la noche aquella
cuando la Virgen sufrió
y al mundo un hijo le dio
más claro que una centella.
Bajáronse las estrellas,
cantaron los pajaritos,
sabiendo que Jesucristo
venido a cristianizarlos
y por amor a salvarlos
con su dolor infinito.


Ahí está la Virgen pura
al lado de San José,
con el niñito son tres,
se miran con gran ternura.
No ha habío ni habrá dulzura
más grande en intensidad
que la de la Navidad
cuando bajó de los cielos
a darnos su gran consuelo
el Dios de la cristiandad.