viernes, 25 de diciembre de 2020

Santo Niño Jesús mueve corazones


El Niño Mueve Corazones se encuentra en el Templo de Nuestra Señora de Loreto en el Centro Histórico de la ciudad de México. Y cuenta una leyenda popular que, cuando el padre Tamariz, sacerdote oriundo de España, visitó por primera vez la imagen, quedó paralizado y lo único que pudo decir mientras contemplaba la imagen, fue: “en efecto, mueve corazones".

Oración 

Oh Santo Niño Mueve Corazones,
Niño preciosísimo, mi buen Jesús,
descanso de todas las penas, auxilio en la adversidad,
Amor infinito que nos amas más de lo que podemos imaginar
perdona mis ofensas pasadas, mi dejadez,
y escucha benigno las plegarias que te dirijo sinceramente,
derrama tu poder, tu misericordia y gracia,
y por intercesión de tu Madre, la Virgen Purísima,
concédeme el remedio de los males que me aquejan.

Tierno y Sagrado Niño,
que tantos y tantos milagros obras,
con humildad y confianza me acerco a ti
y me postro ante tu Sagrada y bellísima Imagen
a suplicarte que ejerzas la dulzura de tu amor y me ilumines,
dame seguridad, cuídame y presérvame de todo mal.

Jesús, hijo de David,
que con agrado nos muestras tu sonrisa,
y con tus manitas sostienes y cuidas los corazones
de quienes nos dirigimos a Ti con fe y amor
solicitando nos otorgues consuelo, paz y alegría,
a Ti que nos brindas tu amorosa protección
cuando nos sentimos apenados y doloridos
y necesitamos urgente ayuda en nuestras aflicciones,
quiero pedirte entres en mi vida y alivies mis cargas,
derrama tus abundantes y divinas gracias
y obra un milagro nuevo en mi vida, en mis preocupaciones,
y concédeme solución en este problema
que si imposible para mí, es para Ti fácil
y que yo en mis debilidad solo no puedo resolver:

(pedir con inmensa fe lo que se quiere obtener)

Santo Niñito, divino Infante amado mío,
ayúdame para que siga caminando de día en día
por caminos rectos y seguros hasta llegar hacia Ti,
y lléname con la largueza de tu amor
para que yo también con generosidad de sentimientos
sepa amar y ayudar a mis hermanos los hombres.

Así sea.

¡Hoy nos ha nacido un Salvador!

Hoy nos ha nacido un Salvador: La luz vence a las tinieblas

Hoy nos ha nacido un Salvador: La paz supera a las violencias

Hoy nos ha nacido un Salvador: Ha aparecido la gracia de Dios

Hoy nos ha nacido un Salvador: ¡Tanto amor…!

Hoy nos ha nacido un Salvador: Una inexplicable alegría se expande por toda la tierra

Hoy nos ha nacido un Salvador: Los hombres empiezan a mirarse como hermanos y liberan un dinamismo de comunión.

Hoy nos ha nacido un Salvador: Los niños y los pobres están más cerca de Dios

Hoy nos ha nacido un Salvador: Cada día sigue naciendo en nuestro corazón.

lunes, 7 de diciembre de 2020

Santa María Josefa Rossello

¡Oh! Madre Rossello que estás en la gloria,
que estás junto al trono tan bello de Dios.
Muy junto a la Madre de Misericordia
rogad por nosotros a nuestro buen Dios.

¡Oh! Madre querida que estás en el Cielo
pedid cada día al Dios de bondad
que vuelva sus ojos al mísero suelo
a donde tus hijos siguiéndote van.

Y vuelve a nosotros, la dulce mirada
que llena las almas de dicha sin par,
muéstranos Madre, la senda sagrada
que en tu santa vida supiste trazar.

Y míranos, Madre más dulcemente
cuando a tus plantas venimos a orar
para pedirte en plegaria ferviente
que en nuestra vida tú quieras reinar.

Madre Rossello, sea tu gloria
nuestra fe firme, nuestro fervor
que sean siempre todas tus obras
dulce Betania, para el buen Dios.

¡Oh! Madre Rossello
ruega, ruega pro nos.

domingo, 22 de noviembre de 2020

Niño Jesús Rey del Universo


Oh Niño Jesús, yo recurro a Vos, y os ruego por Vuestra Santísima Madre, me asistáis en esta necesidad (se menciona) porque creo firmemente que Vuestra Divinidad puede socorrerme. Espero con confianza obtener Vuestra Santa Gracia. Os amo con todo mi corazón y con todas las fuerzas de mi alma. Me arrepiento sinceramente de mis pecados, y os suplico, Oh mi buen Jesús, me deis fuerza para triunfar de ellos.

Tomo la resolución de no ofenderos más, y me ofrezco a Vos en la disposición de sufrirlo todo antes de disgustaros. Desde ahora quiero serviros con fidelidad. Por Vuestro amor, Oh Divino Niño, amaré a mis prójimos como a mi mismo. Niño lleno de poder, Oh Jesús, yo os suplico de nuevo, me asistáis en esta circunstancia (se menciona).

Hacedme la gracia de poseeros eternamente con María y José, y la de adoraros con los Santos Ángeles de Tu Corte Celestial. Así Sea


Oración revelado por Nuestra Señora al Venerable Padre Cirilo, O.C.D.


domingo, 1 de noviembre de 2020

Todos los Santos y Santas

                      

San Juan Diego, de la etnia indígena chichimeca, fue un laico, que tuvo lo gracia de presenciar la aparición de la Santísima Virgen, bajo la advocación de Guadalupe. Ella se le apareció cuatro veces entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531 y le encomendó decir al entonces obispo, fray Juan de Zumárraga, que en ese lugar quería que se edificara un templo. La Virgen de Guadalupe le ordenó a Juan Diego que cortara unas rosas que misteriosamente acababan de florecer en lo alto del cerro para llevarlas al obispo Zumárraga en su ayate. La tradición refiere que cuando Juan Diego mostró al obispo las hermosas flores durante un helado invierno, se apareció milagrosamente la imagen de la Virgen, llamada más tarde Guadalupe por los españoles, impresa en el ayate. El prelado ordenó la construcción de una ermita, donde Juan Diego Cuauhtlatoatzin viviría por el resto de sus días custodiando el ayate. Fue canonizado el 31 de julio de 2002.


Beatos Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, esposos y padres de familias, se desempeñaban como fiscales en su pueblo San Francisco Cajonos, Oaxaca, fueron asesinados por denunciar actos de idolatría. Fueron beatificados en el año 2002.


Santos niños mártires de Tlaxcala, Antonio, Juan y Cristóbal, anunciaron a Cristo en los primeros años de la evangelización de México, fueron martirizados entre los años 1527 y 1529 por predicar la doctrina cristiana. Fueron canonizados en el año 2015. 


Santa Kateri Tekakwitha fue una joven Mohawk, a los cuatro años, una epidemia de viruela golpeó dejándola huérfana y con graves problemas de vista y en la piel. A los 11 años conoce la fe católica, y ante el rechazo de su familia, tuvo que huir para poder vivir su fe libremente. Se destacó por su profundo amor a Jesús, especialmente en la Eucaristía. Fue canonizada en el año 2012.


Joseph Chiwatenhwa fue uno de los primeros creyentes de los pueblos indígenas de Canadá que aceptaron la fe cristiana a través del trabajo misionero y evangelizador de los jesuitas. Evangelizó a su pueblo Huron junto a su familia. Su proceso de beatificación esta en camino.


Francisco Tito Yupanqui, fue un descendiente inca, evangelizado por los dominicos, que esculpió la imagen de la Virgen de Copacabana, la devoción mariana más importante de Bolivia. Su trabajo artístico y por sus grandes virtudes, la Iglesia boliviana ha comenzado el proceso de su santificación.


Beato Ceferino Namuncurá, fue un joven mapuche argentino, estudiante y aspirante al sacerdocio de los salesianos, quería educarse para servir a su pueblo. Fue beatificado en el 2007.