domingo, 1 de julio de 2018

Beata Isabel Vendramini


Hija de Francisco y Antonia Angela Duodo, Nació en Bassano del Grappa el 9 de octubre de 1790. Desde niña -como ella misma escribe de sí- fue prevenida con las más selectas bendiciones. Las primera comunión y la confirmación para ella fueron etapas decisivas en su vida. Por algún tiempo fue alumna de las hermanas agustinianas, que la formaron en su itinerario espiritual.

Consagrada al Señor tras las huellas de San Francisco, de una fe activa y consciente, emprendedora desde el evangelio al servicio de los más pobres, en un programa de vida centrado en Cristo. En sus escritos encontramos las etapas de un maravilloso itinerario de alta espiritualidad seráfica y apostólica.

El 17 de septiembre de 1817, fiesta de los Estigmas de San Francisco, percibió claramente que era llamada a una vida de consagración. Desde entonces con gozo comenzó a llevar una vida de austera penitencia y de caridad. Asistía a los enfermos, y se dedicaba enteramente a la educación de las muchachas de un orfanato. En 1821 se hizo terciaria franciscana. El Señor la guiaba hacia caminos más elevados.

El 1 de enero de 1827 dejó a Bassano y se trasladó a Padua. Tres días después fue contratada en la «Casa de los Expósitos» para la formación de las jóvenes. Allí se encontró con don Luigi Moran, quien se convirtió en su director espiritual y colaborador en la fundación que Isabel pretendía llevar a cabo. Madura en experiencia educativa, de apostolado, de gracias y de carismas, el 4 de octubre de 1830 tuvo comienzo la nueva congregación de las primeras Hermanas Terciarias Franciscanas Isabelinas con la vestición, y con la profesión religiosa el año siguiente.

Dios bendijo esta institución y el número de religiosas se acrecentó, recibieron una sólida formación bajo la guía inspirada de la Madre Isabel Vendramini. En 1834 fueron llamadas a la «Casa de las Industrias». En 1836 fueron encargadas de la instrucción de las niñas huérfanas, huéspedes del colegio del Beato Peregrino. Más tarde fueron llamadas para la asistencia de ancianos en casas de reposo y para los enfermos en casas de salud y hospitales. En los años de epidemia del cólera Isabel y sus isabelinas se prodigaron con heroica dedicación para la asistencia de los enfermos.

El desarrollo del instituto se daba bajo la vigilante y maternal guía de la Madre. Por 32 años fue la Superiora amada y venerada de su congregación, la que le dio la fisonomía franciscana y el ímpetu caritativo y misionero al instituto, que hoy cuenta con más de 150 comunidades. Llena de méritos y virtudes voló al cielo el 2 de abril de 1860. Tenía 70 años. Juan Pablo II en el segundo centenario de su nacimiento, el 4 de noviembre de 1990, la inscribió solemnemente entre los Beatos.

Santoral Carmelita Julio

04 de julio
Beata María Crocifissa Curcio


Madre M. Crocifissa Curcio nació el 30 de enero de 1887 en Ispica (Rg), Italia. Desde la adolescencia advirtió en sí la llamada a seguir radicalmente a Cristo que, a través de la tierna Madre del Carmelo, le confiaba el proyecto divino de hacer reflorecer el Carmelo en su país y en muchos otros. Como todos los santos, también M. Crocifissa para llevar a cabo este proyecto, sufrió grandes pruebas y sufrimientos prolongados por muchísimos años, hasta el encuentro providencial con el carmelita P. Lorenzo van den Eerenbeemt, que permitió dar vida a un pequeño Carmelo misionero en Santa Marinella, diócesis de Porto S.Rufina (Roma). 

A su muerte, acaecida el 4 de julio de 1957, la congregación por ella fundada a favor de la juventud pobre o menesterosa, estaba presente, además de en varias comunidades de Italia, en Brasil y en Malta. Rápidamente las Carmelitas Misioneras siguieron expandiéndose en otros continentes abriendo comunidades en Canadá, Tanzania, Filipinas y Rumanía. 
Fue beatificada el 13 de noviembre de 2005.



09 de julio
Beata Juana Scopelli, virgen.


Nacida en Reggio Emilia en 1439, vivió primero como "mantelada" carmelita en su casa. Muertos sus padres, se unió con otras mujeres constituyendo una comunidad en 1480. En su ciudad natal, en 1485, obtuvo la casa y la iglesia de los Humillados que trasformó en monasterio, llamado vulgarmente "Las Blancas" y afiliado a la Congregación Mantuana. Allí ejerció el oficio de priora, contando la comunidad con 20 miembros. A la beata, dotada de distinguida piedad mariana y animada de intenso espíritu de penitencia, se atribuyen hechos extraordinarios. Murió el 9 de julio de 1491. Su culto litúrgico fue aprobado por Clemente XIV en 1771. 




12 de julio
Santos Luis y Celia


Luis Martin, relojero hábil al que le gustaba pescar y jugar al billar, era apreciado por sus cualidades y por su distinción natural. Recibió una sólida formación espiritual y tenía grandes deseos de dedicarse a Dios en la vida religiosa, pero vio que no era su camino y se entregó a su relojería en Alençon y a cuidar de sus padres.
Celia Guérin era una joven cristiana que trabajaba en la confección de un encaje de los más famosos de la época: el punto de Alençon. Un día que se cruzó con un joven de modales educados y rostro, se sintió fuertemente impresionada y oyó interiormente que ese era el hombre elegido para ella. Poco tardaron en apreciarse y amarse, y el día 13 de julio de 1858 contrajeron matrimonio. Llevaron una vida matrimonial ejemplar: misa diaria, oración personal y comunitaria, confesión frecuente, participación en la vida parroquial. De su unión nacieron nueve hijos: cuatro murieron prematuramente y cinco hijas sobrevivieron, que fueron educadas en la fe de la Iglesia y en el deseo de agradar a Dios con su vida. Fruto de este matrimonio es la santa patrona de las misiones y doctora de la Iglesia, Teresa de Lisieux, carmelita descalza. 
La santidad de sus padres marcó su vida y dio a la Iglesia una de sus flores más hermosas. Celia falleció en agosto de 1877 víctima de un tumor en el pecho. Luis tenía una enfermedad que lo fue invalidando hasta llegar perder sus facultades mentales; internado en el sanatorio de Caen, murió en julio de 1894.
Fueron beatificados en 2008 y canonizados por el Papa Francisco el 18 de octubre de 2015.




13 de julio
Santa Teresa de Jesús de Los Andes

Juana Fernández Solar nació el 13 de julio de 1900 en Santiago de Chile, de padres de buena posición y cristianos piadosos. Dos días después fue bautizada. El ejemplo y las enseñanzas de sus padres fue su primera educación cristiana. Recibió el sacramento de la Confirmación el 22 de octubre de 1909 y la Primera Comunión el 11 de septiembre de 1910. El 7 de mayo de 1919, con la aprobación de sus padres, entró en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de la ciudad de Los Andes, tomando el nombre de Teresa de Jesús. Recibió el hábito religioso el 14 de octubre del mismo año y comenzó el noviciado. Pero el Viernes Santo del 2 de abril de 1920 enfermó de tifus. El día 5 recibió los últimos sacramentos y el 6 hizo la profesión religiosa in artículo mortis. Expiró santamente el 12 de abril de 1920, después de haber transcurrido en el Carmelo, como postulante y como novicia, solamente 11 meses. Canonizada por Juan Pablo II el 21 de marzo de 1993.






16 de Julio
Solemne Conmemoración de Ntra. Stma. Madre del Carmen. 


Las Sagradas Escrituras cantan la belleza del Monte Carmelo donde el profeta Elías defendió la pureza de la fe de Israel en el Dios vivo. En este lugar, a principios del siglo XIII, tuvo jurídicamente sus orígenes la Orden Carmelitana bajo el título de Santa María del Monte Carmelo. Este título, a modo de compendio de los beneficios recibidos de la Patrona, comenzó a celebrarse en el siglo XIV, primero en Inglaterra y gradualmente en toda la Orden. Alcanzó su máximo esplendor a principios del siglo XVII cuando el Capítulo General lo declaró fiesta principal de la Orden y Pablo V lo reconoció como título distintivo de la Confraternidad del Escapulario. 


En la Virgen María, Madre y tipo de la Iglesia, los carmelitas encuentran la imagen perfecta de todo lo que desean y esperan ser. Por eso María ha sido siempre considerada la Patrona de la Orden, de la cual también ha sido llamada Madre y Hermosura y a la que los carmelitas tuvieron siempre ante sus ojos y en el corazón como la "Virgen Purísima". Mirando hacia ella y viviendo en familiaridad de vida espiritual con ella, aprendemos a estar siempre delante de Dios y junto con los hermanos del Señor. María vive efectivamente en medio de nosotros como Madre y como Hermana, atenta a nuestras necesidades, y junto con nosotros vela, espera, sufre y goza. 

El Escapulario es signo del amor materno, permanente y estable, de María para con los hermanos y hermanas carmelitas. 

Siguiendo su tradición, sobre todo a partir del s. XVI, el Carmelo ha expresado la proximidad amorosa de María con el pueblo de Dios mediante la devoción del Escapulario, signo de consagración a ella, vehículo de la agregación de los fieles a la Orden e instrumento popular y eficaz de evangelización.




17 de julio
Bta. Teresa de San Agustín y Compañeras mártires.

Las dieciséis carmelitas descalzas del monasterio de la Santísima Encarnación de la ciudad del Compiégne, tan pronto como la revolución francesa pareció tomar mal cariz, se ofrecieron a Dios como víctimas para aplacar la divina justicia e implorar la paz en favor de la Iglesia. El día 24 de junio de 1794 se las detenía y encarcelaba. Durante su arresto, supieron contagiar la alegría y total aceptación de la voluntad divina a sus compañeros de prisión, animándolos a sacar fortaleza del amor de Dios. Condenadas a muerte por su inquebrantable fidelidad a la Iglesia y a la vida religiosa y por su devoción a los Sagrados Corazones de jesús y de María, subieron al cadalso; después de renovar su profesión religiosa y mientras entonaban himnos sagrados, fueron ejecutadas en la guillotina. ocurrió este martirio en París el 17 de julio de 1794.

Teresa de San Agustín (Madeleine-Claudine Ledoine), nacida en 1752. Era la priora de la comunidad.4​
Madre San Luis (Marie-Anne Brideau), nacida en 1752.
Enriqueta de Jesús (Marie-Françoise Gabrielle de Croissy), nacida en 1745
María de Jesús Crucificado (Marie-Anne Piedcourt), nacida en 1715
Carlota de la Resurrección (Anne-Marie-Madeleine Thouret) nacida en 1715
Eufrasia de la Inmaculada Concepción (Marie-Claude Cyprienne) nacida en 1736
Teresa del Corazón Inmaculado de María (Marie-Antoniette Hanisset) nacida en 1740
Julia Luisa de Jesús (Rose-Chrétien de la Neuville), viuda, nacida en 1741
Teresa de San Ignacio (Marie-Gabrielle Trézel) nacida en 1743
María Enriqueta de la Providencia (Anne Petras) nacida en 1760
Constanza de Jesús (Marie-Geneviève Meunier), novicia, nacida en 1765
María de Santa Marta (Marie Dufour), hermana lega, nacida en 1742
María del Espíritu Santo (Angélique Roussel), hermana lega, nacida en 1742
María de San Francisco Xavier (Julie Vérolot), hermana lega, nacida en 1764
Catherine Soiron, externa, nacida en 1742.
Thérèse Soiron, externa, nacida en 1748.

Fueron beatificadas por el papa Pío X el 27 de mayo de 1905.



20 de julio
San Elías, profeta


El profeta Elías aparece en las Sagradas Escrituras como el hombre de Dios que camina sin descanso en la presencia del Señor y que, abrasado de celo, lucha en defensa del culto del único Dios verdadero. El vindicó los derechos de Yahvé en público desafío celebrado en el Carmelo. Poco después recibía en el monte Horeb la gracia de la íntima experiencia del Dios vivo. Los primeros ermitaños que iniciaron la vida cenobítica en honor de la Virgen María en el monte Carmelo, allá por el siglo XII, pusieron los ojos en Elías conforme a la tradición monástica, tomando al Profeta junto con la Madre de Dios como modelo de su vida.





24 de julio
Beata Mercedes Prat y Prat

Nació en Barcelona el 6 de marzo de 1880. Ingresó en la Compañía de Santa Teresa de Jesús el 27 de agosto de 1904. Ejerció con admirable celo y dedicación el apostolado de la enseñanza en varios colegios. Su vida religiosa se caracteriza por la límpida sencillez de una entrega total al amor de Dios y de los hermanos. El estallido de la guerra española la sorprendió en la Casa-madre de Barcelona, en la que pasó largos años. Los desórdenes de los primeros días de la contienda hicieron de ella una de las primeras víctimas de Barcelona. Detenida por los milicianos con otra hermana de la misma comunidad, después de un día de tormentos morales, fue fusilada con otros religiosos prisioneros en las afueras de Barcelona la noche del 23 de julio de 1936. Murió tras una larga agonía en la que expresó su perdón a los verdugos, en las primeras horas del 24 de julio. Fue beatificada por Juan Pablo II el 29 de abril de 1990.





24 de julio
Beatas Mártires Carmelitas de Guadalajara

Sor María Pilar de S. Francisco de Borja nació en Tarazona, el día 30 de diciembre de 1877; Teresa del Niño jesús y de S. Juan de la Cruz, en Mochales el 5 de marzo de 1909; María Ángeles de S. José, en Getafe el 6 de marzo de 1905. Las tres profesaron en el monasterio de S. José de las carmelitas descalzas de Guadalajara (España). Y las tres sufrieron el martirio el 24 de julio de 1936, después de confesar su fe en Cristo Rey y de hacer oblación de su propia vida por la Iglesia. Ellas son las primeras en ser glorificadas de los innumerables mártires de la guerra civil española de 1936-1939. Fueron beatificadas por Juan Pablo II el 29 de marzo de 1987.



27 de Julio 

Beato. Tito Brandsma, mártir. 

Nació en Bolsward (Holanda) el 1881. Muy joven aún, profesó en el Carmelo. Ordenado de sacerdote el 1905, se doctoró en filosofía en Roma. Se dedicó a la docencia en diversos centros holandeses. Explicó filosofía e historia de la mística en la Universidad Católica de Nimega, de la que fue Rector Magnífico. Periodista profesional, recibió el nombramiento de Consejero eclesiástico de los periodistas católicos en 1935. Se distinguió por su disponibilidad en todo y para todos. Antes de y durante la ocupación nazi de Holanda, luchó con fidelidad al Evangelio contra la difusión de la ideología nacionalsocialista y por la libertad de la escuela y la prensa católicas. Arrestado por esta razón, tras un largo calvario de cárceles y de «lagers», fue internado en el campo de concentración de Dachau, donde murió asesinado en medio de sufrimientos y humillaciones mientras se ocupaba en infundir serenidad y consuelo a los demás deportados y en hacer el bien a los mismos perseguidores. Juan Pablo II lo proclamó beato el 3 de noviembre de 1985.


28 de julio

Beato Juan Soreth 


Nació en Caen (Normandía) el año 1394. De joven abrazó la vida carmelitana. Maestro en Teología por París, desempeñó los cargos de prefecto de estudios y de provincial. En 1451 fue nombrado prior general de toda la Orden; puesto en el que permaneció hasta su muerte acaecida en Angers el 1471. Restauró y promovió la observancia regular. Escribió un célebre comentario sobre la Regla. En 1462 publicó las Constituciones revisadas. Se le considera como el fundador de las monjas carmelitas y de la Tercera Orden de su instituto. murió en Angers, el 25 de julio de 1471.La Santa Sede confirmó su culto en 1865.


domingo, 17 de junio de 2018

Venerable Teresa de la Cruz Candamo

Comparto otra historieta, esta vez de la Venerable Madre Teresa de la Cruz Candamo, Fundadora de las Hermanas Canonesas de la Cruz, en Lima, Perú.














sábado, 9 de junio de 2018

Beata María Felicia de Jesús Sacramentado

María Felicia Guggiari Echeverría, conocida como “Chiquitunga”, nació el 12 de enero de 1925. Desde los 14 años se dedicó intensamente a la oración y el apostolado en la Acción Católica de Paraguay.

Tras descubrir su vocación de religiosa contemplativa, el 14 de agosto de 1955 “Chiquitunga” ingresó a los 30 años al Carmelo de Asunción, y 4 años después murió a causa de una fuerte hepatitis, el 28 de marzo de 1959.

Su proceso de beatificación se inició en 1997 y fue declarada “venerable” en 2010 por el Papa Benedicto XVI.

La curación atribuida a la intercesión de la religiosa ocurrió el año 2002, en el departamento de San Pedro, cuando un recién nacido, Ángel Ramón, presentó complicaciones en el parto y que estuvo veinte minutos sin signos vitales tras cortar el cordón umbilical.

Será beatificada el 23 de junio de 2018, en Asunción, Paraguay, durante el Pontificado de su Santidad el Papa Francisco.

¡Qué bien se está contigo!

Qué bien se está, Jesús, cuando se está contigo,
las rodillas al suelo y los brazos en cruz;
media noche y rodeada de misterio,
sólo el alumbrar de algunas estrellas la luz.
Qué bien se está, Jesús, cuando se está contigo,
reclinada la frente sobre tu pecho, ¡así!;
y mientras, van pasando los horas más sublimes,
como el perfume suave de aquel blanco jazmín.
Qué bien se está, Jesús, cuando se está contigo;
ya casi no se escucha latir el corazón,
y van callando, una a una las plegarias,
en los labios que estrujan besándote en la cruz.

viernes, 8 de junio de 2018

Beata María Carmen Rendiles Martínez

Nació en Caracas el 11 de agosto de 1903, hija del matrimonio de Ramiro Antonio Rendiles y Ana Antonia Martínez. Madre Carmen Rendiles fue la tercera de nueve vástagos que tuvo el matrimonio Rendiles Martínez.

La niña vino al mundo con una discapacidad física pues le faltaba el brazo izquierdo y durante toda su vida llevó una pesada prótesis que no le impidió desarrollar sus labores del hogar, ni de estudiar o desempeñar cualquier oficio dentro de la institución religiosa.

El día 24 de septiembre de 1903 fue bautizada en la parroquia de Santa Teresa y Santa Ana, hoy Basílica Santa Teresa, y recibió el sacramento de la confirmación el 28 de octubre de 1905.

Como provenía de una familia profundamente religiosa desde pequeña se sintió atraída por la vida consagrada. A los quince años decide conocer más de cerca las religiosas recién llegadas de Francia conocidas como las Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento. El 27 de febrero de 1927 ingresó en la pequeña comunidad instalada en Caracas. El 8 de septiembre de 1927 tomó los hábitos de la modesta congregación y el 8 de septiembre de 1929 emitió sus votos temporales. Los votos perpetuos los hizo el 8 de septiembre de 1932.

Para completar su formación religiosa fue enviada a Toulouse en Francia donde entró en contacto con la sede principal de las hermanas. A su regreso fue designada Maestra de Novicias y más tarde, en 1945, fue elegida superiora de las casas fundadas por la Congregación en Venezuela y Colombia.

En 1965 pidió ante la Santa Sede la separación de las hermanas de Venezuela y Colombia de aquellas que vivían en Francia pues las religiosas europeas habían aceptado vivir como un Instituto secular dejando atrás el hábito y las constituciones primitivas de la congregación. Madre Carmen da ese paso apoyada en varios obispos, sacerdotes y todas las hermanas de ambos países; naciendo así, el 25 de marzo de 1966, la nueva congregación de derecho diocesano con el nombre de Siervas de Jesús.

En 1969 fue elegida Superiora General, cargo que desempeñó hasta el día de su muerte. Con Madre Carmen la congregación se extendió a otras diócesis de Venezuela así como de Colombia donde las hermanas desarrollaron una labor de asistencia parroquial, catequesis, dirección de colegios y cuidado de los más necesitados.

Con una salud muy precaria y agotada físicamente del enorme trabajo que ejerció durante toda su vida murió Madre Carmen a la edad de 74 años, poco después de haber cumplido sus cincuenta años de vida religiosa, el día 9 de mayo de 1977.

Sus restos reposan en la capilla del Colegio Belén en la urbanización Los Palos Grandes en Caracas. El 9 de marzo de 1995 fue abierto el Proceso de Canonización ante la Congregación para la Causa de los Santos en el Vaticano.

Será beatificada el 16 de junio de 2018, en Caracas, Venezuela, durante el Pontificado de su Santidad, el Papa Francisco.

Mes del Sagrado Corazón de Jesús

Oración para todos los días

(Oración Inicial para el Mes del Sagrado Corazón)

Rendido a vuestros pies, ¡oh Jesús mío!, considerando las inefables muestras de amor que me habéis dado y las sublimes lecciones que me enseña de continuo vuestro adoradísimo Corazón, os pido humildemente la gracia de conoceros, amaros y serviros como fiel discípulo vuestro para hacerme digno de las mercedes y bendiciones que, generoso, concedéis a los que de veras os conocen, aman y sirven. ¡ Mirad que soy muy pobre, dulcísimo Jesús, y necesito de Vos como el mendigo de la limosna que el rico le ha de dar!. ¡Mirad! que soy muy rudo, oh soberano Maestro, y necesito de vuestras divinas enseñanzas, para luz y guía de mi ignorancia!.¡ Mirad que soy muy débil, oh poderosísimo amparo de los flacos, y caigo a cada paso y necesito apoyarme en Vos, para no desfallecer! Sedlo todo para mí, Sagrado Corazón; socorro de mi miseria, lumbre de mis ojos, báculo de mis pasos, remedio de mis males, auxilio de toda necesidad. De Vos lo espera todo mi pobre corazón. Vos lo alentasteis y convidasteis, cuando con tan tiernos acentos dijisteis repetidas veces en vuestro Evangelio: "Venid a mí, aprended de mí, pedid, llamad ... a las puertas de vuestro Corazón” vengo, pues hoy, y llamo y pido y espero. Del mío os hago, ¡oh Señor!, firme, formal, y decidida entrega. Tomadlo Vos, y dadme en cambio lo que sabéis me ha de hacer bueno en la tierra y dichoso en la eternidad. Amén.



Oración para todos los días
(Oración Final para el Mes del Sagrado Corazón)

¡Oh Jesús! Yo consagro mi corazón , colocadle en el Vuestro, pues sólo en Él quiero vivir y sólo a Él quiero amar; en vuestro Corazón quiero vivir desconocido del mundo y conocido de Vos solo, en este Corazón beberé los ardores del amor que consumirán el mío; en Él encontraré la fuerza., la luz, el calor y el verdadero consuelo. Cuando el mío esté desfallecido, Él me reanimará, cuando inquieto y turbado, Él me tranquilizará.

¡Oh Corazón de Jesús!, haced que mi corazón sea el altar de vuestro amor; que mi lengua publique vuestra bondad, que mis ojos estén siempre clavados en vuestra llaga; que mi espíritu medite vuestras adorables perfecciones; que mi memoria conserve siempre el precioso recuerdo de vuestras misericordias; que todo en mí exprese mi amor a vuestro Corazón ¡oh Jesús!, y que mí corazón esté siempre pronto a sacrificarlo todo por Vos.

¡Oh Corazón de María!, el más amable después del de Jesús, el más compasivo, el más misericordioso de todos los corazones, presentad a vuestro Hijo nuestra consagración, nuestro amor, nuestras resoluciones. Él se enternecerá a la vista de tantas miserias y nos librará de ellas; y después de haber sido nuestro refugio y nuestra protectora sobre la tierra, ¡oh Madre de Jesús! seréis nuestra Reina en el cielo. Amén.

V: ¡Sagrado Corazón de Jesús!
R: ¡En Vos confío!
V: ¡Oh dulce Corazón de María!
R: ¡Sed la salvación mía!
V: ¡Glorioso Patriarca San José!
R: ¡Rogad por nosotros!